viernes, 18 de abril de 2014

El Gran Hotel Budapest


Estamos en Semana Santa, y se me ocurre un buen destino “turístico”, si quieres escapar de esas tristes procesiones religiosas. Te invito a que visites un hotel, sí, un tanto decadente (para algunos, con cierto encanto). Si te dejas llevar por tu imaginación podrás retroceder en el tiempo y acercarte a aquellos días de máximo esplendor.


Sentados a una mesa del comedor, y ante una copiosa cena, dos hombres. Un escritor (asegura que no posee inspiración mágica, sino que son los demás quienes le regalan argumentos que trasladar al papel) y su interlocutor, dueño del hotel, que relata su historia y cómo llegó a convertirse en el actual propietario.


Gustave, mucho más que el conserje, alguien que seduce a las mujeres más ricas y vulnerables (maduritas y rubias). Un aprendiz que se convertirá en su protegido y cómplice. Una obra de arte de un incalculable valor, una familia acechando la herencia, un asesinato, un robo, la cárcel, una novia pastelera. Los trenes que se paran de repente en un campo nevado (de cebada).


Wes Anderson cae rendido ante los libros de Stefan Zweig:

«Fue un autor con el que di muy tardíamente con la lectura de 'La piedad peligrosa', su única y verdadera novela... La película, en cualquier caso, no se refiere directamente a ninguna de sus obras de forma determinada, pero creo que todo lo esencial de su trabajo está ahí: el argumento no es otro que el crepúsculo de una Europa y de una determinada cultura europea. La que defendió y representó Zweig».


«La idea es reinventar la realidad pasándola por el tamiz del recuerdo, de lo imaginario”


Desde un universo de ensoñación, con un decorado estridente, envuelto en una imagen poderosa y cautivadora, al ritmo de una banda sonora magistral, y con la participación de un reparto brillante; se produce en los espectadores, algo parecido a un viaje hacia un lugar muy alejado de la rutina. Sales del cine embobada.


Con sello propio, comedia alocada que se desliza a medio camino entre fantasía y realidad. Este director no deja indiferente a casi nadie, o le quieres, o le detestas. Yo empecé con mal pie: Ladrón que roba a un ladrón (personajes tan incautos que lograron desesperarme). Viaje a Darjeeling (un experimento incomprensible, con un tren precioso acompasado de buena música). Moonrise Kingdom (fascinada con ese arranque, parece que voy cediendo a sus encantos). El Gran Hotel Budapest, con la que definitivamente caigo rendida.


Título original The Grand Budapest Hotel. Director Wes Anderson. Guión Wes Anderson (Historia: Wes Anderson, Hugo Guinness). Música Alexandre Desplat. Fotografía Robert D. Yeoman. Reparto Ralph FiennesTony RevoloriSaoirse RonanEdward NortonJeff GoldblumWillem DafoeJude LawF. Murray AbrahamAdrien BrodyTilda SwintonHarvey Keitel,Mathieu AmalricJason SchwartzmanTom WilkinsonLarry PineBill MurrayOwen WilsonLéa SeydouxGiselda VolodiBob BalabanFlorian LukasKarl Markovics,Volker MichalowskiFisher StevensWallace WolodarskyWaris Ahluwalia. EE UU 2014, 99 min. Premios: Festival de Berlín: Gran Premio del Jurado. Web Oficial.

Textos entrecomillados extraídos de este artículo.

Hasta la próxima!!!!!

LU

viernes, 11 de abril de 2014

Nacidas para sufrir (2009) Miguel Albaladejo

Flora es una mujer que ha dedicado su vida a cuidar de los demás: primero a sus padres, después a sus sobrinas -cuando quedaron huérfanas- y por último, a una tía anciana. A sus más de setenta años, se encuentra con que la única persona de su vida que no le ha dado trabajo, sino que se lo ha quitado, es  Purita, una mujer de unos cuarenta años que trabaja en su casa hace algunos años y a la que quiere dejar todo cuánto tiene en herencia, pero a cambio de que la cuide cuando lo necesite.

Solo hay un problema, Purita es totalmente fiel pero también totalmente inocente, y Flora tiene miedo de que llegado el momento, pueda ser débil y alguien (sus sobrinas, un posible marido) la convenza de que lo mejor es internarla. ¿Cómo evitar que esto ocurra? ¿Cómo hacer que no se cumpla la peor de sus pesadillas y no acabar en una residencia de ancianos?

"Nacidas para sufrir" fue estrenada hace apenas unos cinco años pero sospecho que ha caído por completo en el olvido, a pesar de la popularidad de su director y guionista, Miguel Albaladejo. Merece la pena, sin embargo, rescatarla no porque sea una película redonda, que no lo es ni mucho menos, sino por quiénes son sus protagonistas y cómo es tratada su historia.

Las mujeres que han dedicado su vida a los demás, que han cuidado de cuántos familiares las han necesitado a lo largo de la vida y que nunca han recibido ningún tipo de reconocimiento por ello, son figuras que estoy segura que todos hemos conocido (y conocemos) de primera mano, pero de las que raramente se ha ocupado el cine, por lo menos el cine español. Y mucho menos aún como protagonistas.

Los pocos casos que recuerdo que hayan tratado el tema recientemente, lo han hecho desde el punto de vista más dramático posible, como es el caso de Solas (Benito Zambrano, 1999). Hay que remontarse varias décadas, para encontrarnos con la, me atrevería a decir, mejor película que se ha hecho al respecto, "La tía Tula" (Miguel Picazo, 1964) adaptación de la magnífica novela de Unamuno que, si bien admite muchas lecturas diferentes, refleja bien la realidad de cierto de tipo de mujeres, iba a decir "de esa época" pero que sinceramente siguen existiendo.

El mérito de "Nacidas para sufrir" es tratar este espinoso tema, y además tratarlo desde un punto de vista ligero, alejado del drama (tremebundo) de "Solas". Si la intención del director era presentar una comedia hilarante, para mi gusto fracasa, pero sí acierta a la hora de presentar un producto amable y a la vez crítico, en el que se retrate a estas mujeres que realmente parecen nacidas para sufrir y sacrificarse por los demás.

Muy acertado es también el mencionar el lado oscuro de este sacrificio, hecho sin ninguna voluntad ni vocación, tan solo como una obligación que busca una recompensa que, al no llegar nunca, provoca amargura y rencor en las cuidadoras, como desapego y culpabilidad en los que son cuidados.

Otros temas que me gusta que mencione, es la (aparente) exención de los hombres a la hora de afrontar estos trabajos, o los concursos de méritos que libran este tipo de mujeres entre sí, cantando sus propias alabanzas ya que parece que nadie más lo hace, o el triste legado que dejan a las siguientes generaciones.

Otro acierto es situar la historia en el entorno rural. No sé si a estas alturas resulta muy conocida la novela de Miguel Delibes "El disputado voto del Sr. Cayo", pero en el momento de su publicación -en plena transición- fue un libro sumamente popular. Resumiendo su argumento, trata del enfrentamiento entre unos militantes de un partido político que han ido a pedir el voto a un pueblo casi deshabitado, y el único elector de esa zona, el Sr. Cayo del título, un campesino al que el mundo de la política le resulta totalmente ajeno.

En el pueblo, además de otro vecino con el que el Sr. Cayo no se habla (y que es de suponer que no va a reunirse con él para este tema ni para otros) vive su mujer. Sin embargo durante el texto se insiste, una y otra vez, en que el único voto que quieren conseguir es el del Sr. Cayo, el único. Pero ¿y su mujer? ¿qué ocurre con su voto? ¿por qué no les interesa? ¿por qué no está presente durante esas largas conversaciones? ¿por qué no da su punto de vista y hace sus preguntas? ¿por qué no se dirigen a ella los representantes políticos?

Leí este libro a mediados de los 80 y ahora, creo que por fin tengo la solución a este enigma, ¿mujer y de campo? Ya sé lo que estaba haciendo mientras su marido era el protagonista ¡trabajando!

Se ve que pasa mucho, las mujeres en el entorno rural, entre hacer todas y cada una de las tareas de la  casa y "ayudar" (qué bonito eufemismo) en el campo, están tan ocupadas que nunca están disponibles ni para que les hagan una encuesta política, ni una película sobre ellas.

Hace algunos meses escuché en un programa de radio que se anunciaba un festival de cine, en el que se habían seleccionado películas en las que se recogiera la figura de la mujer en el medio rural en la zona de Castilla (creo recordar) en los últimos años, y cuánto les había costado encontrar títulos que cumplieran estos requisitos.

Qué sorpresa ¿verdad? Yo, por mucho que me esfuerzo en recordar una película española en el que una mujer de campo sea la protagonista (no basta con que el protagonista masculino vea una chica guapa en medio de un trigal) solo consigo recordar "Flores de otro mundo" (Icíar Bollaín, 1999).

Volviendo a "Nacidas para sufrir" y centrándonos en sus actrices, se nos ofrece una extraña mezcla entre una siempre eficaz Adriana Ozores y a unas felizmente recuperadas, María Elena Flores y Marta Fernández-Muro, y una desafortunada María Alfonsa Rosso, casi tan exagerada como su caracterización, sospechosamente parecida a la de la madre de Norman Bates.

¿Soy la única que ve el parecido?

Aunque si algo he visto que me aleja del cine de Albaladejo, además de algunas caídas en el humor más facilón, es su dirección de actores. Y es que, o mucho me equivoco, o su idea de la "naturalidad" es alguien hablando con el tono de voz más inexpresivo y monocorde posible.

Única explicación posible a que le ofreciera el protagonista de una de sus películas a quien demuestra, por sí solo, por qué un autómata no puede ser actor: Sergi López.

Algo que parece haber influido en demasiado momentos a Petra Martínez, la protagonista de la película, que fluctúa entre la emoción sincera y la "naturalidad".

Y ahora un llamamiento a todos los directores españoles que me estén leyendo (que serán cientos de miles, seguro) ¿de verdad es imprescindible que creéis tramas y personajes solo para que aparezca en pantalla algún amigo o familiar? ¿sabéis que "chiste privado" significa exactamente eso, que no le hace gracia a nadie más?

No es necesario que le ofrezcáis un papel a la ayudante de dirección, a vuestra amiga Mariola Fuentes o a vuestra hermana, por muy majas que sean, y por muy graciosas que os resulten cuando os toméis unas copas juntos.

De verdad, acabemos ya con el "Efecto Agustín Almodóvar" que ha hecho más daño al cine español que las chicas que siempre se están duchando o cambiando de ropa, o lo que sea que permita verla sin sujetador y las películas sobre la Guerra Civil.

viernes, 4 de abril de 2014

Ocho apellidos vascos

Este film de Emilio Martínez Lázaro se está volviendo uno de los éxitos de la temporada. Una comedia romántica a base de clichés del paisanaje. Es una peli simpática y cómoda de ver. Está en su momento de gloria y todo el mundo habla de ella, la mayoría, para bien, los extremos para mal por distintos objetivos. La derecha rancia, porque aparte de no tener sentido del humor, necesita negar el pan y la sal a la sociedad vasca. Lo lleva haciendo desde hace años, por eso ya no existen los clichés del vasco que no estén mezclados con la política en el resto del estado. Ya no hay forzudo que confunda el género del artículo al hablar, como Josechu el vasco, hace 60 años. Algunas críticas de algún medio cercano a la izquierda abertzale también se ha lamentado, fundamentalmente de que no utilice actrices naturales del lugar y que esté orientada a mostrar a un público foráneo ciertas cosas del todo irreales, como el uso único del castellano como idioma.



Motivos aparte, y sin entrar en paranoias, se trata de una comedia romántica, con cierta gracia, amable, que se deja ver sin reparos. Se ríe de los tópicos, humaniza a los personajes, alegra a los espectadores, que van al cine porque les falta la alegría, hace rebosar las taquillas, a pesar del IVA de lujo y muestra que nadie es tan diferente en la realidad.

SINOPSIS:

Una despedida de soltera en Sevilla. La novia y sus amigas han bajado al sur para hacer la despedida que no es una despedida, pues no hay boda. La novia, de bajón, no aguanta los rebujitos ni al sevillano que va contando chistes. Primera bronca entre ellos. Él la sigue al norte, y aquí empieza la verdadera historia.

CRÍTICA:

Esta peli es simpática pero a mí me recuerda a la coca-cola familiar que se guarda en la nevera; al principio tiene mucha chispa, pero al final queda desbravada y sin gas. El guión tiene varios flecos como por ejemplo la desaparición de las amigas de la novia después de la primera escena o la historia anterior del personaje de Carmen Machi, o el desentendimiento anterior entre padre e hija.

Los acentos extraños que se ponen en España a los vascos son un horror. Sólo Karra Elejalde, que lo recupera para esta peli, más a gusto que un arbusto, lo hacía medianamente bien en Acción Mutante, de Álex de la Iglesia. Éste, y no otro, es el verdadero acento que nadie sabe imitar:


Tampoco han aprovechado la comicidad que podían dar los personajes de Alberto López y Alfonso Sánchez (Protagonistas de "El mundo es nuestro") Han perdido un filón con ellos centrando la historia en el enredo amoroso.

El mundo es suyo, hasta en el norte

El final, no voy a descrubrir nada, acaba siendo demasiado convencional y algo decepcionante, la verdad. Es una lástima, como siempre, que tampoco en este film una pueda superar el test Bedchel. Los guionistas y directores, varones, han vuelto a hacer una peli para el lucimiento del actor principal y el secundario, la actriz principal y la secundaria son, otra vez, meras comparsas, observadoras de los aprietos que sufren los varones en las secuencias, dan la réplica muy modositas y ya está.

Dani Rovira, que es un monologuista que tiene el don de caer bien, tiene la suerte de tener un papel-bombón, de esos que agradan. Exagera, como es su deber, un acento de vasco fingido, acento que, en el caso de la madrileña Clara Lago, está mucho más contenido, tal y como es en realidad, a pesar de que a ella, para que el espectador lo sienta como auténtico, se lo hayan saturado de "hostias" por doquier, cosa que en sí es bastante exagerada.

TÓPICOS A LA CARTA:


Omaíta y Er Maeztro del TMEO (Furillo) se han venido al norte a tomarse unos rebujitos con gaseosa "la cruz del Gorbea", que anunciara el primo de Txomin del Regato, junto a Josechu, el vasco, del TBO. Curiosamente, nadie explota uno de los tópicos más famosos de ambas regiones geográficas: Su querencia al bar, quizá porque el bebercio socializador de vascos y andaluces los acerque demasiado. Primera escena en un bar sevillano y en el País Vasco, también se da en varias ocasiones.

Querencia cultural al bar

En los medios de comunicación se pregunta si esta humorada molesta en el País Vasco. No entiendo por qué lo creen. En cambio sí recuerdo una protesta andaluza por un anuncio de la tele pública vasca, de hace 9 años, protagonizada por nuestro "sueco" César Saratxu, sobre un andaluz soso. Juzguen ustedes:



Esta película vive sus días de gloria, quizá porque sus guionistas hace tiempo que tienen éxito gracias a "vaya semanita" (Cobeaga y San Juan) y que si director es un especialista en comedia romántica ("el otro lado de la cama"). No es ninguna obra maestra, pero te ríes un rato (Aunque, ciertamente, esperaba más hilaridad).


FICHA TÉCNICA:

Ocho apellidos vascos

Año 2014

Duración 98 min.

País España

Director Emilio Martínez Lázaro

Guión Borja Cobeaga, Diego San José

Reparto: Dani Rovira; Clara Lago; Karra Elejalde; Carmen Machi; Aitor Mazo; Alfonso Sánchez; Alberto López.

Género: Comedia romántica

viernes, 28 de marzo de 2014

Cómo ser John Malkovich

Original, imaginativa, arriesgada, extraña, surrealista, innovadora… y es que ¿cómo podríamos calificar una historia en la que una persona se mete, literalmente, dentro de otra?
 
 

Título: Cómo ser John Malkovich
Título original: Being John Malkovich
Año: 1999
Duración: 112 minutos
País: Estados Unidos
Director: Spike Jonze
Guión: Charlie Kaufman
Música: Carter Burwell
Fotografía: Lance Acord
Reparto: John Cusack,  Cameron Díaz,  Catherine Keener,  John Malkovich,  Orson Bean,  Mary Kay Place,  Charlie Sheen,  Octavia Spencer
Productora Universal Pictures
 
Sinopsis: La vida de Craig Schwartz está llegando al final de un ciclo. Craig es un marionetista callejero con un gran talento, pero él tiene la impresión de que su vida carece de sentido. Nueva York ha cambiado mucho y la gente no le presta mucha atención. Lleva diez años casado con Lotte, que trabaja en una tienda de animales y está obsesionada con su trabajo. Él consigue encontrar trabajo en la planta 7'5 del edificio Mertin-Flemmer de Manhattan, donde encuentra una pequeña puerta que le permite el acceso a un pasillo secreto que le aspira y que le permite acceder al cerebro de John Malkovich.
 
 
 
Arriesgada propuesta del director Spike Jonze en su primera película, con la que además obtuvo una nominación a mejor director en los Premios Oscar de 1999. A día de hoy, Cómo ser  John Malkovich, está considerada una película de culto. Es una extraña y original historia que podemos englobar tanto en el género del surrealismo, como del fantástico además de en la comedia.
 
La carrera de Spike Jonze no es muy extensa sin embargo sus películas, todas ellas nada convencionales están bien consideradas por crítica y público y siempre sorprenden. En la pasada edición de los Oscar, Spike Jonze recibió el premio al mejor guión original por la maravillosa Her (2013), que aprovecho para recomendaros ya que la considero una de las mejores películas de este último año.
 

El guión de Cómo ser John Malkovich corre a cargo de Charlie Kaufman, que también escribiría el guión de otra gran película de Spike Jonze: Adaptation. El ladrón de orquídeas (2002). Como ya he dicho, guión extraño en cuya extrañeza reside su originalidad porque en el fondo ¿quién no quisiera estar a veces en el lugar de otro? ¿Y por qué no dentro del gran John Malkovich?
 
Lo cierto es que no quiero desvelar nada más que lo que en la propia sinopsis se puede leer porque siempre digo que las cosas hay que ir descubriéndolas cuando deben ser descubiertas y no antes.
 

Aquel que descubre la ‘puerta’ para ser John Malkovich es un hombre fracasado. Craig Schwartz es un marionetista maravilloso pero sus historias no gustan. Quiero destacar que los momentos en los que vemos las marionetas son increíblemente expresivos y estupendos. Con ellas es con las que comienza la película, animadas por nuestro protagonista al que da vida John Cusack que empieza a trabajar de archivero en una empresa muy peculiar que se encuentra en el piso 7,5 de un edificio. Cusack es un actor solvente que se mete en todo tipo de personajes variopintos y siempre convence. Aquí, casi irreconocible tras un aspecto totalmente desaliñado hace un gran personaje.
 
El mismo cambio físico tiene Cameron Díaz con un personaje, Lotte, totalmente descuidado en su aspecto que convive con Craig en una casa desordenada y llena de animales a los que continuamente hace carantoñas. Cameron se aleja de los papeles de guapa tonta para crear un personaje inocente y extravagante.
 

Totalmente encantadora pero con un punto borde está Maxim, el personaje que interpreta una estupenda Catherine Keener, compañera de trabajo de Schwartz. Un personaje alrededor del cual se van moviendo el resto de los personajes. Se transforma así que la causa de todos lo hechos posteriores.
 
¿Y que hay del propio John Malkovich haciendo de sí mismo? Bueno, por lo menos un John Malkovich que interpreta a John Malkovich. Un John Malkovich que se deja manejar, que se parodia a sí mismo, que se ríe de sí mismo… ¡Qué grande! No todos los actores serían capaces de hacerlo. Y no siempre vemos a este actor en un papel cómico.
 

En un pequeño papel podemos reconocer a la ahora oscarizada Octavia Spencer (Criadas y señoras, 2011) pero también hay varios cameos del propio Spike Jonze, Charlie Sheen, Sean Penn, David Fincher y Brad Pitt o Winona Ryder.
 
La banda sonora de Carter Burwell, está formada por 21 canciones en las que participa la cantante y compositora Björk.
 

Ganadora del BAFTA al mejor guión original. Mejor guión de ópera prima para Charlie Kaufman y mejor ópera prima para Spike Jonze en los Independent Spirit Awards así como varias nominaciones a los Globos de Oro y a los Oscar.
 

Cómo ser John Malkovich es propuesta diferente y original y por lo tanto no del gusto de todos. A mi me ha sorprendido para bien, al igual que Adaptation. El ladrón de orquídeas (2002) o Her (2013). Un director y guionista, Spike Jonze, al que hay que seguir de cerca.
 
 
http://manderly07.blogspot.com.es/
 

sábado, 22 de marzo de 2014

Alabama Monroe y La gran belleza










Normalmente , leo criticas o veo reportajes de las películas que voy a ver, sobretodo de mis compañero/as, que es de las que más me fío.

Últimamente he visto estas dos obras maestras que sin tener nada que ver la una con la otra tiene algún que otro punto en común: las dos estaban nominadas como mejor película extranjera para los Oscar, las dos son historias desgarradoras, las dos hablan de la soledad, en resumen las dos hablan de la parte más triste de la vida.

Me impresionaron las dos de tal manera que ya hace dos semanas que las he visto y todavía las tengo en mi cabeza.
Reconozco que son historias no aptas para todos  los públicos y que , si queréis un consejo, si todavía no las habéis visto , es mejor que no leáis este humilde comentario porque habrá spoilers que pueden desvelar el impacto en los finales de ambas obras.
Si las habéis visto me encantaría saber vuestra opinión.

ALABAMA MONROE

Pensaba que iba a ver la historia de un grupo de bluegrass al más puro estilo country americano, pero con la peculiaridad de que este grupo es de Bélgica. El trailer ya indicaba una banda sonora excepcional y el grupo amante de este tipo de música empieza tocando en tugurios de su ciudad y acaba en grandes escenarios. La única parte en que la evolución de la historia es positiva.

La realidad es mucho más desgarradora, increíblemente desgarradora. La historia de Elise i Didier, una pareja que se conocen y se enamoran a primera vista, ella es  propietaria de un local donde hacen tatuajes y en la que el cuerpo de Elise está repleto de tatuajes que son como un mapa de su vida. Didier es el alma matter del grupo de música, vive en una granja en contacto directo con la naturaleza.

El encuentro de la pareja es explosivo, solo viven el uno para el otro, un amor verdadero que aumenta cuando ella entra en el grupo y se convierte en la solista con una voz que va rompiéndose a medida que su historia personal la va absorbiendo. Viven en su mundo feliz que aumenta cuando nace Maybelle, aunque inicialmente hay un rechazo de Didier, sus vidas son plena felicidad viviendo los tres en la granja , y aumentando su éxito en el mundo de la canción.


Pero dicen que la felicidad no existe, su mundo se derrumba cuando la niña empieza ha encontrarse mal y debe ser hospitalizada, y empieza el declive personal y de pareja de los dos protagonistas.

Es cuando entras directamente en sus sentimientos, en sus sueños, en su dolor, en sus diferentes creencias, en una soledad tremenda... la interpretación de los dos actores es tan estremecedora que sufres con ellos. Hacia mucho tiempo que no lo pasaba tan mal en la butaca de un cine.

No explicaré el final, es un final triste, pero real... La escena final es brutalmente preciosa.
Ya lo he dicho, no es una película para todos los públicos y confieso que no la volveré a ver (ya me pasó con Ladybird, Ladybird, Mi vida sin mi o La pianista), historias que penetran tanto en tus venas que llegan al corazón y te lo destrozan.
Pero evidentemente es de imprescindible visión.

No he podido evitar colgar una de las canciones más bonitas y que más reflejan los sentimientos de los personajes.


Hubiera ganado el Oscar, se lo hubiera llevado sin ninguna diferencia sino hubiera competido con...

LA GRAN BELLEZA

Ya con la primera aparición de Jep Gambardella (Toni Servilio) dije: Dios es Marcello Mastroiani!!.
La gran belleza es de esas películas que te devuelven al cine clásico italiano, al mejor  Fellini, porque a mi parecer Paolo Sorrentino a hecho un gran homenaje a Federico.

Jep es un aristócrata romano que vive la decadencia de la ciudad, vive su Dolce Vita particular: fiestas , charlas en su ático de lujo con vistas al Coliseum con amigos tan vacíos como él, amante de vez en cuando, una vida de lujo pero totalmente sin sentido. Él, con sus 65 años ya está de vuelta de todo y solamente lo que busca es la gran belleza en una ciudad que aparentemente se la da pero que si escarbas un poco es inevitablemente imperfecta en todos sus sentidos.


Ya en la primera escena sabes lo que te espera, lo que busca el personaje principal; impregnarte de preciosas imágenes que van y vienen  de una ciudad que lo tiene todo, belleza, historia, turistas pero que en medio de toda esta maravilla reina la superficialidad y la hipocresía de los que viven en ella.

Jep Gambardella, nos explica su historia con la ciudad y con sus personajes, pero es evidentemente su punto de vista y la cámara lo acompaña constantemente con unos movimientos envolventes encadenando travellings preciosos que te hacen sentir como si tu mismo estuvieras en la ciudad.

La gran belleza es eso, un retrato por los sitios más bellos de Roma  tan exteriores como interiores, pura belleza pero también vemos la ciudad más mezquina.


A destacar la sublime interpretación de Toni Sorvilio, ese gran Gep Gambardella con el que te enamoras en el primer instante en que aparece en pantalla: aristócrata, caballero, amable, intelectual pero a la vez insensible e impertinente.
Impresionante la crítica ácida, dura y a veces muy cruel que hace Sorrentino de la Iglesia... y no digo más.
También de imprescindible visión, y no solo una vez,  sobre todo en la gran pantalla!

Hasta la próxima!

Bargalloneta





viernes, 14 de marzo de 2014

La noche americana



 (annyas.com)


Cuando ves La noche americana y, al final, con los títulos de crédito, se te pone una sonrisa boba, de felicidad, en la cara, sabes que el cine te tiene y tendrá atrapada para siempre.

François Truffaut era un tipo frágil y encantador. En La noche americana dirigió y se interpretó a sí mismo interpretanto y dirigiendo.

Interpretando, porque el actor, Jean-Pierre Léaud, era también él, el hombre que amaba a las mujeres.


"¿Usted cree que las mujeres son mágicas?"

Dirigiendo, porque se dirigió a sí mismo y a otros directores a los que admiraba, como Buñuel, por quien se hizo el sordo.

(allocine.fr)

"Un director de cine es alguien a quien están haciendo preguntas constantemente.
A veces tiene las respuestas y a veces no."

 El cine no es solo una necesidad intelectual, sino también biológica.
"Siempre he pensado que después de comer necesitamos ver alguna imagen en movimiento."

 (gonemovies.com)
 "¿Pero, ¿qué es esto del cine? ¿Qué profesión es esta en la que todo el mundo se acuesta con todo el mundo, todo el mundo se tutea y todo el mundo miente? ¿Qué es esto? ¿A ti esto te parece normal?"

La noche americana nos ofrece una visión del cine desde dentro, enamorada, pero desnuda de idealización, que dice cosas que no dicen las revistas de papel couché.


(imcdb.org)


"Una actriz es una mujer que, cuando está rodando, se levanta a las seis de la mañana y se va a casa a las nueve."

 "Yo por una película dejaría a un hombre, pero por un hombre nunca dejaría una película."

Y, por si fuera poco, todo esto sucede en Niza, una de las ciudades más hermosas que conozco.


La playa, el Paseo de los Ingleses y el casco antiguo de Niza,
vistos desde una de las colinas de la ciudad. La foto es mía.

Ya vamos acabando este homenaje. Ahora viene la ficha técnica y luego otra cosita más.

Título: La noche americana
Título original: La nuit américaine
Dirección: François Truffaut
País: Francia, Italia
Año: 1973
Duración: 115 min.
Reparto: Jacqueline Bisset, Valentina Cortese, Dani, Alexandra Stewart, Jean-Pierre Aumont, Jean Champion, Jean-Pierre Léaud, François Truffaut, Nike Arrighi, Nathalie Baye, Maurice Seveno, David Markham, Bernard Menez, Gaston Joly, Zénaïde Rossi, Xavier Saint-Macary, Walter Bal, Jean-François Stévenin, Pierre Zucca, Marc Boyle

Productora: Les Films du Carrosse, PECF, Produzione Intercontinentale Cinematografica (PIC)

Dirección: François Truffaut
Dirección artística: Damien Lanfranchi
Diseño de producción: Damien Lanfranchi
Fotografía: Pierre-William Glenn
Guión: François Truffaut, Jean-Louis Richard, Suzanne Schiffman
Maquillaje: Fernande Hugi, Malou Rossignol, Thi-Loan Nguyen
Montaje: Martine Barraqué, Yann Dedet
Música: Georges Delerue
Producción: Marcel Berbert
Sonido: Antoine Bonfanti, Harrik Maury, René Levert
Vestuario: Monique Dury 
(cine.estamosrodando.com)

Y quiero acabar este post con la misma dedicatoria que hace en La noche americana François Truffaut a Lilian y Dorothy Gish, las dos huerfanitas.


Eso es todo, amigas. Espero que os haya gustado este cariñoso homenaje que he querido brindar a una de mis pelis más queridas de siempre.
Se despide hasta la próxima

Noemí Pastor

viernes, 28 de febrero de 2014

MUJERES DE CINE III






Hace tres años, con motivo del día de la mujer, publiqué una  lista de” mujeres de cine”(http://zinefilaz.blogspot.com.es/2011/03/mujeres-de-cine.html) a modo de homenaje diminuto en este blog . Enumeraba 20 mujeres muy distintas entre sí. Disfruté mucho elaborando la entrada, seleccionando imágenes, palabras….y  como no, después con el feed-back de los comentaristas.

El año pasado , también con motivo del 8 de Marzo, hice  otra entrada titulada “mujeres de cine” ,esta vez en historias-troyanas (http://historias-troyanas.blogspot.com.es/2013/03/mujeres-de-cine.html) . 
 Fueron  también 20 las referencias y compruebo que  algunas mujeres que  ya estuvieron presentes en la lista anterior , volvían a ocupar un puesto también en ésta (Norma Jean por un lado y por otro: Caye y Zulema éstas dos últimas de la película “Princesas”).

Ése fue mi último tributo, otro pequeño ramillete que intentaba reflejar la diversidad de mujeres que vemos en la gran pantalla con las que consciente o inconscientemente ,por la doble condición de  mujeres y espectadoras, en uno  u otro aspecto, nos vemos reflejadas.
Dado que de nuevo me toca reseñar en Zinéfilas y  nos acercamos al 8 de Marzo, me parecía el momento oportuno para dar continuidad a esas listas y volver a subrayar la labor de algunas actrices cuyos papeles de alguna manera han dejado alguna huella  en nuestras vidas, sea por su valor, su generosidad, su dignidad, su tesón, su singularidad, su honestidad, su bondad, su rebeldía o simplemente su imperfecta y puede que incluso bochornosa  humanidad.

He aquí algunas mujeres (no son todas las que están,pero igual os animáis a ampliar la lista) que creo merece siempre la pena recordar:



       1) Amy (Joey Lauren Adams) de “Persiguiendo a Amy”(1997, Kevin Smith)  
Una mujer que más allá de las etiquetas, ha amado a otras personas (mujeres y hombres, hombres y mujeres) toda su vida, razón por la que será incomprendida e injustamente juzgada por su actual pareja, un Ben Affleck un poco desbordado ante una mujer aparentemente demasiado compleja……..¿conseguirá el amor salvar el daño que ocasiona el prejuicio?
¿es el pasado un lastre insalvable en algunas parejas?


      2) Vera (Elena Anaya) en “La piel que habito”(2011, Pedro Almodovar)
Porque incluso una mujer cautiva sabe encontrar salida a su propia cárcel y no hay verdugo o cirujano endiosado capaz de arrebatarle la esperanza y las ganas de escapar…

      
 3) Helen Hanff (Anne Bancroft) en Charing Cross Road (David Hugh Jones,1987)
Escritora estadounidense que se enamora vía epistolar con un librero británico(para más señas,casado) con el mantiene una correcta pero a la vez cordial correspondencia durante año.Les une su pasión por la lectura. La felicidad para Helen es el aroma de un libro usado, una edición antigua, el último paquete que trajo el correo….

       4)  Mary (extraordinaria Leslie Manville) en “Another year”(Mike Leight,2010)
Aquí un pequeño guiño a las mujeres de mediana edad que no tuvieron hijos, que se perdieron por laberintos de soledad y alcohol, que algunos contemplan con repulsiva condescendencia y sin duda, ellas, como todos/as, merecen  siempre una  penúltima oportunidad…

5      5)  Inma Cuesta  (Hortensia) y de  María León (Pepita) en “La voz dormida” (Benito Zambrano,2011)
Porque las mujeres resistieron lo imposible en la posguerra y  desde el bando de los vencidos, en este caso, algunas acabaron encarceladas por su ideología y en el caso de Hortensia, además, embarazada. Es preciso mantener vivo su recuerdo por la resistencia y  fortaleza que demostraron en las condiciones más adversas.


       6) Selma (Björk)  en “Bailar en la oscuridad “(2000, Lars Von Trier ) es una inmigrante checa, afincada en EEUU por motivos de salud, ya que su hijo Gene (Vladica Kostic)   ha heredado una anomalía en la vista que en caso de no ser operada a tiempo, le dejará ciego, tal cual le está pasando a Selma, que se está quedando ciega y lo oculta ,a fin de no perder su empleo.
Un símbolo de abnegación, aplastada por el sistema penitenciario y judicial, un icono contra la pena de muerte.
 


    7)Justine (magistral Kirsten Dunst) y Claire (magistral Charlotte Gainsbourg) en la genial "Melancholia"( Lars Von Trier,2011)

Porque Justine es la viva imagen del abandono y su hermana Claire, de la conformidad, pero cuando la tragedia  es probable que irrumpa, Justine resurge de sus cenizas sin tener demasiado que perder y Claire, que era la sólida, se derrumba. Lo único que puede que perviva es el lazo que las une antes y durante la aparición de ese misterioso planeta llamado “Melancholia”.

     8)  Nancy,grande Kate Winslet, en “Un Dios Salvaje”( Roman Polansky 2011)madre del niño "agresor" se muestra en principio conciliadora y dispuesta a llegar a un acuerdo,pero a medida que transcurre la discusión,irá saliendo su verdadero yo,en dos vertientes, una como madre que intenta justificar la agresión que ha causado su hijo,protectora,gregaria y condescendiente dos,como esposa frustrada,sobrepasada por las cargas familiares,saturada y sin apoyos por parte de su esposo,el cual en parte,se auto-excluye de la responsabilidad de la casa y de los hijos.

Brindo por esas madres imperfectas,que se equivocan,que dudan y  tiran para adelante como mejor pueden y saben,a veces sin el apoyo de sus parejas ,solas y saturadas…

      9)Margo Channing (Bette Davis) en “Eva al desnudo" de1950 dirigida por Joseph Leo Mankiewicz.
Margo Channing,una actriz de teatro que ronda los 40( Bette Davis en estado de gracia),que se encuentra en la cima de su carrera y mantiene una relación sentimental con Bill Samson (Gary Merrill),un director 6 años más joven que ella. En sus vidas se cruza Eva Harrington (Anne Baxter) ,una joven de 24 años que asiste todos los días al teatro a ver una y otra vez todas las representaciones teatrales que protagoniza Margo y que tiene completamente idolatrada a Margo.


Margo es la viva imagen de la mujer fuerte, con carácter, que la lía cuando bebe, pero a pesar de todo, y esto es lo mejor ,no está sola, los lazos que la sostienen son inquebrantables, así que bravo por las mujeres fuertes que además saben  hacerse querer.



10) Thelma (Cherry Pie Picache)en “Foster Child”( Brillante Mendoza , 2007)

Es la figura de la madre por excelencia, pero no la madre que ama a sus hijos porque los ha parido, sino también la que acoge a otros niños huérfanos y temporalmente, les ofrece con absoluta generosidad y desprendimiento, todo el amor que puede dar y más.
Maravillosa película a mi modo de ver injustamente poco difundida,que aprovecho para reivindicar aquí, para que le deis una oportunidad, que a mi modo de ver, sin duda merece.

11)la “Juani” Verónica Echegui en “Yo soy la Juani”( Bigas Luna,2006)
Homenaje a todas las “chonis” poligoneras  y a quien espero la vida trate igual o mejor que a “la juani” que toma las riendas de su vida y rompe con la relación tóxica con su novio para abrirse camino en los Madriles.

12) Muriel ( siempre magnífica Maggie Smith) en “El exótico hotel Marigold”( John Madden) porque incluso una anciana inglesa rancia y con actitudes claramente racistas, experimenta un cambio vital paulatino en la India creando vínculos que hubieran sido para ella impensables en cualquier otra circunstancia.

13) Ellen Olenska ( extraordinaria Michelle Pfeiffer) en “La edad de la inocencia” de Martín Scorsese  realizada en  1993.
Porque había que ser muy valiente en el New York de 1870,para divorciarse y manejarse como una mujer libre social y públicamente.
Y porque hay que ser muy generosa y vivir un amor muy puro (casi de ciencia ficción aún más en nuestros días) para renunciar al amor de su vida por impedir  que él procediera de un modo impropio casi contrario a su moral y sus convicciones.

14) Marianne(liv Ullman )en “Secretos de matrimonio” de Ingmar Bergman(1973)  porque hay tantos tipos de relaciones como personas, porque una mujer puede reinventarse tantas veces como sea preciso para hallar el equilibrio y dar con la fórmula exacta para estar en pareja sin que eso acabe con su  propia estabilidad, por mucho que esa fórmula esté sometida a muchas fases y sea al final, todo menos convencional.


15) Marion Cotillard, en “De óxido y hueso”( Jacques Audiard,2012)

Porque hay mujeres que son imbatibles y sobreviven a terribles desgracias y lejos de venirse abajo, desde su discapacidad se reinventan y  luchan. Puede que por eso, y tal vez  porque además el azar también juega sus cartas, tarde o temprano, el viento vuelve a soplar a su favor.

16) Emmanuelle Riva en “Amour” (Michael Haneke,2012)

Octogenaria y digna  Anne, salvaguardando su intimidad, sin querer ser el centro de la conversación o exhibir su dolor o su deterioro que en primer lugar, le pertenece a ella para después hacer partícipe  solo a George.

17)Julie Delpy en “Antes del anochecer”( Richard Linklater,2013)
Celine mujer que a los 40,no esconde ni maquilla sus dudas sobre su relación con Jesse (Ethan Hawke).Nada de complacencias ni máscaras ante terceros intentando dar una imagen de familia idílica ni pareja perfecta superviviente a mil naufragios.
Celine con la misma naturalidad que muestra su cuerpo, saca a la luz angustias, crisis e incertezas, sin miedo a quedar como una idiota,porque su matrimonio haya de enfrentarse a  más de una fisura....

18) Fred (Suzanne Clément) en “Laurence Anyways"( Xavier Dolan,2012)

Pocas veces en el cine he visto una mujer más fascinante y fuerte,una revolución de mujer en toda su imperfección,que sostiene una lucha sin tregua entre su corazón y su razón, que intenta huir del amor porque no encaja en la idea preconcebida que siempre tuvo de lo que ha de ser un hombre y una mujer…..¿se podrá poner diques al mar poniendo kilómetros de por medio y mucho,mucho tiempo entre ella y Laurence? En una loca idea romántica de que el amor a veces es más fuerte que nosotros mismos ¿se puede escapar de quien nos ha completado de una manera que jamás podríamos haber llegado a imaginar incluso cuando esa persona vive una transformación en su identidad sexual?

19) Adèle (Adèle Exarchopoulos) de “La vida d´Adèle” (Abdellatif Kechiche,2013)

Una joven post-adolescente valiente y exploradora, que se atreve a vivir, incluso cuando el amor viene de otra joven con el pelo azul y su entorno social sea hostil y opresor. Adèle es el vivo retrato de la naturalidad, la espontaneidad y la autenticidad, viviendo el amor y el desamor a bocados, sin cálculos ni cuidado, sin miedo ni pesados lastres , como se vive generalmente el primer amor.

20) Raquel,(Elvira Minguez) en “Tapas” (José Corbacho y Juan Cruz,2005)
  Es una mujer divorciada que  a los cuarenta  ahoga su soledad chateando por  internet  y  se atreve  a pesar de la diferencia de edad y la más que manifiesta reprobación social, a mantener fortuitos encuentros sexuales con un veinteañero (César: Rubén Ochandiano).Con o sin futuro,bien por ella y por él.

21) Ingrid Rubio como Estrella en “La Estrella”(Alberto Aranda,2013)
Porque hay mujeres de barrio que se merecen tres y cuatro hurras por intentar hacer más felices a quienes las rodean. Ella, que se parte el pecho por ayudar a sus amigas cuando éstas se encuentran en graves dificultades, es de las que  dejan una huella imborrable por donde pasan y tienen los pies en tierra, sin dejarse encerrar en jaulas de oro y sin perder de vista la raíz humilde de donde provienen.


22) Wadjda de “La bicicleta verde”( Haifaa Al-Mansour,2012)
 Wadja (Waad Mohammed) es de Arabia Saudí, tiene 10 años y vive en una sociedad tan tradicional que algunas cosas como ir en bicicleta están vetadas para la mujer. Ella no desistirá en su empeño de tener una bici y su propia ilusión hará que su madre termine por apoyarla.Podría parecer poca cosa,pero sería todo un logro,una señal de que las cosas pueden cambiar….

Y con esta niña, cierro la lista, anticipándome una semana al Día Internacional de la Mujer Trabajadora, aunque evidentemente no sea solo  ese día cuando hemos de visualizarnos y hacer valer nuestros derechos,a ser posible de la mano de ellos y hoy si cabe más que nunca.

Feliz semana a todas y todos,

Troyana