viernes, 17 de septiembre de 2010

Madres e hijas



Tras “Nueve Vidas “ y para mí, la inolvidable “Cosas que diría con sólo mirarla”, el director Rodrigo García nos ofrece “Madres e hijas”.


Sin dejar la ciudad de Los Ángeles, y especializándose en la cirugía emocional femenina, esboza la vida de varias mujeres, unidas por hilos visibles o invisibles pero tocadas por un nexo común: la influencia del poderoso vínculo entre madres e hijas.

Karen,( Annette Bening)es una mujer de 50 años que vive con su madre, la cual está enferma y postrada en la cama. Karen es infeliz y está angustiada por un pasado que la atormenta ya que siendo una adolescente quedó embarazada y tuvo que dar a su hija en adopción .No sabe nada de esa hija, que ya tiene 37 años ,pero no hay día que no piense en ella, escribiéndole cartas que no envía. Todo lo cotidiano de alguna manera le lleva hasta ella y esa culpa y ese arrepentimiento le ha llevado a forjarse un carácter difícil, duro y desconfiado, en el que no tiene cabida ni la entrega ni el amor.


















Karen desconoce que su redención está en la búsqueda de la hija que abandonó y en la lenta pero ya inaplazable descongelación interior.

De esta manera llegamos hasta Elisabeth(una cada vez más grande Naomi Wats),la hija que Karen no vio crecer. Elisabeth es ahora una mujer de 37 años, brillante y funcional abogada que alcanza la cúspide del éxito profesional. Vive sola, nunca ha estado casada ni tienes planes de estarlo. Se ha acostumbrado a ser independiente y a nivel emocional es incapaz de crear vínculos reales y significativos en las relaciones. Va de bufete en bufete pero siempre vuelve a Los Ángeles, que es el eje sobre el que gira su inconfesada órbita. Ni siquiera la última aventura con su jefe(espléndido Samuel L. Jackson)ni el hecho de quedarse accidentalmente embarazada, consiguen que decida echar raíces en ningún lado ni con ningún trabajo ni con ninguna relación.


























Elisabeth no ha conocido a Karen pero el encuentro casual con una adolescente invidente en la azotea del último edificio donde se instala, despierta en ella la curiosidad de propiciar su búsqueda.

Por último, tenemos a Lucy, una mujer afroamericana(Kerry Washington) que no puede tener hijos y que ve cómo su matrimonio se tambalea ante las dificultades que entraña el proceso de adopción.



















A partir de aquí, Rodrigo García nos hace sentir la fuerza de ese vínculo entre madres e hijas, incluso cuando sus figuras no han estado físicamente presentes. Se desprende el poderoso nexo no sólo a través de la consanguinidad sino también se atisba el vínculo creado a través del tiempo, el tiempo que se comparte con un hijo adoptivo que es lo que verdaderamente moldea y fortalece la relación.



El tiempo, tan relativo, en el caso de Karen se paralizó a los 14 años, en el momento en que su madre la obligó a desprenderse de su bebé; el tiempo que ha convertido a Elisabeth en un ser sin capacidad ya para sentir apego o capacidad para entregarse o compartir un mínimo resquicio emocional con nadie.






















Tanto si eres hija como si eres madre , incluso más en el caso de que hayas vivido o vivas con la ausencia de una de estas figuras troncales, la película llega muy hondo, es casi inevitable sentirte implicada de forma visceral. No importa si los desenlaces son previsibles o no, éste parece ser un ejercicio de transmisión de emociones, ése vuelve a ser el fuerte de Rodrigo García, que una vez más consigue tocarnos esa fibra sensible, vibrante tanto con las palabras como con las miradas y los silencios. Es una reflexión sobre las elecciones que hacemos en la vida y el inquebrantable lazo que ,por encima de las distancias, las diferencias o las ausencias, pase lo que pase, nos une a nuestras madres . Es un campo en el que magistralmente brillan con luz propia tanto Annette Bening como Naomi Wats, dando una lección de interpretación contenida, honda, indeleble y referencial.






Troyana.

32 comentarios:

Bruja Truca dijo...

Tengo ganas de verla. La primera vez que supe de esta película iba en un coche con una compañera de trabajo y estaban haciendo críticas de cine. Ella tenía puesta una emisora de radio que no me gusta nada y en ella dijeron que la pelicula era un bandera contra el aborto. Por razones de discrepancia con la emisora y con sus ideas le cogí un poco de manía a la película. Es una tontería pero le cogí manía y he acabo de leer tu crítica y de ver el trailer y voy a verla.
Un beso. Muy buen post.

troyana dijo...

Bruja Truca,
primero que nada,espero sepais disculpar la estructura de la entrada,porque me he peleado con blogger intentando cuadrar fotos,vídeo,texto...pero al final,blogger me gana la partida y me da la sensación de que todo queda descuadrado.Pido mil perdones.

Cuestiones de forma aparte, decir que ya había leído en algún sitio cierta crítica velada hacia la aborto, pero o soy muy lerda o no veo esa crítica en la película por ningún lado.
Supongo que todo es cómo se interprete, pero a mí la película me parece una reflexión en torno al vínculo madres e hijas,sea con o sin consanguinidad.Ese vínculo se muestra con una fuerza enorme,incluso sin presencia física y eso,conmueve.
Rodrigo García se está convirtiendo en un cirujano del universo femenino,y Bruja,si no has visto "Cosas que diría con solo mirarla",hazme el favor de hacerle hueco en tu agenda y aparcar momentaneamente el cine clásico,que me lo agradecerás;)
Otro beso para ti y gracias por tu valoración!

Bruja Truca dijo...

No pasa nada, esas cosas pasan. No sé si escribiste la entrada en office y después copiaste y pegaste. Te lo digo porque a mi me ha pasado y es horrible. Yo ya las voy escribiendo y las dejo en borradores hasta publicar.

Veré la que me dices, el titulo ya me despierta mucha curiosidad. No tengo nada contra el cine actual, no quiero que creais eso, sólo es cuestión de preferencias. La veré y te contaré. ;)

Saraiba dijo...

Me apetece mucho verla. Me fascina como con tan bajo presupuesto se puede hacer cine de calidad. Este otoño espero verla.

un besote

Marga dijo...

Pues hoy estoy que sí que no voy a verla... me encantan las pelis de Rodrigo García pero no sé si me apetece ver una de madres, cosas mías! jajaja.

Aunque es uno de los pocos directores que respeto a la hora de retratar el mundo femenino, sin falsos tópicos ni idioteces sensibleras.

Me gusta este rincón, ajá, buen blog.

Saludos!

troyana dijo...

Bruja,
por lo poco que te conozco a través de "24 veces por segundo" me aventuraría a decir más de dos razones por las que te llamará la atención "Cosas que diría con sólo mirarla".
Tanqui,no tengo ideas preconcebidas,imagino te encanta el cine de hoy.
bss
Saraiba,
no me sorprende nada lo de bajo presupuesto,es una película de "interiores" a todos los niveles.
bss
Marga,
es que me he dado cuenta de que todo lo que toca Rodrigo García,me gusta,el otro día como remate,me enteré que había colaborado en una serie de culto para mí "A 2 metros bajo tierra".
bss

Bargalloneta dijo...

Me encanta Rodrigo García, es un director de mujeres, "casi" tan espléndido como ya lo era mi querido Cukor.
Esta película también me ha llegado pero la que realmente me impactó fué Cosas que le diria con solo mirarla, juego de miradas y de gestos , con unas historias que te llegan directamente al corazón casi traspasandolo con una flecha....
Madres e hijas, a destacar Anette Benning que la estoy descubriendo como excelente actriz y evidentmente una cada vez más tremenda Naomi Watts, que se atreve con todo y que llegará a ser un monstruo de la interpretación si sigue asi!!!
besos

troyana dijo...

Bargalloneta,
a mí también me encantó "Cosas que diría con sólo mirarla",de hecho,sigue siendo mi favorita de Rodrigo García.Se ha convertido en un magnífico director de actrices,cruzando las vidas de los personajes,adentrándose de lleno en sus emociones.
Tanto Anette Benning como Naomi Watts están enormes,para mí,las que más brillan en "Madres e hijas".Desde luego que Naomi Watts está sembrada últimamente.
bss

ethan dijo...

Pues ya sólo por las valoraciones que haces de dos de mis actrices preferidas (sobre todo Naomi Watts, siempre tengo en mi memoria la obra maestra de Lynch) parece que merece la pena verla.
Saludos!

troyana dijo...

Ethan,
sabiendo que la película tiene un corte más bien de drama y encontrando el momento adecuado,es decir un tiempo reposado,creo que se puede disfrutar con las diferentes historias,tanto hombres como mujeres,aunque el protagonismo en este caso,lo tengan ellas.Ya me contarás.
saludos!

Pepe del Montgó dijo...

No conozco la película pero si a las actrices y si interpretan como siempre, seguro que puede ser interesante.

troyana dijo...

Pepe del Montgó,
las actrices principales están extraordinarias,ya me dirás.
por cierto,me encanta Xàbia:)
saludos!

jordicine dijo...

Estoy esperando a que salga en DVD. Se me escapó! Muy buena crítica. Te cuento cuando la vea. Suerte con el blog.

troyana dijo...

Jordi,
en mi ciudad la están proyectando en cines de reestreno.Espero tus impresiones en cuanto la veas.Gracias,de momento,hay ganas e ilusión:)

Noemí Pastor dijo...

¿Alguien se anima a comparar esta peli con otras de madres e hijas como "Tacones lejanos" de Almodóvar o la que la inspiró "Sonata de otoño" de Bergman?

troyana dijo...

Noemí,
ya empiezas con tus desafíos....ja,ja,ja,ja.Te recuerdo que el último que me/nos hiciste nos ha llevado hasta Zinéfilas;)
Antes de comparar,tendría que refresca la memoria pues hace ya mucho que vi "Tacones Lejanos" y "Sonata de Otoño" de Bergman no la he visto,y tampoco sabía que había sido su fuente de inspiración.Hija,eres un pozo sin fondo:)

Bruja Truca dijo...

Troyana, lo primero, te agradezco el motivarme a verla. Y de paso, a conocer la obra de Rodrigo García. Centrándome en ésta película y después de releer tu crítica, tengo que decir que me parece la mejor, hasta ahora, del director. El final engloba todas las historias, un final agridulce pero realista que parece decir que en la vida pueden pasar esas cosas y que los ciclos no tienen porque cerrarse porque los seres humanos no somos eternos y si no se aprovecha el tiempo que tenemos, todo puede desvanecerse en un abrir y cerrar de ojos. en las relaciones humanas lo que se pierde no vuelve más y menos el tiempo que podemos pasar con las personas. La sensación de vacío que deja (y sé que sabes de lo que hablo pero no quiero estropearle el final a nadie)no sé ve reemplazad ni por ese final, pero algo alivia.
El personaje de Lucy está muy bien construido, su carácter deja la sensación de tranquilidad de que hará lo correcto con Karen y le hará justicia y le dará la paz que necesita.
Muy buen trabajo el de Annette Benning, trasmite angustia y culpabilidad todo el tiempo, realiza un trabajo de emociones a flor de piel. Es la actriz que más me ha gustado.
Un besote.

troyana dijo...

Bruja Truca,
lo primero,gracias por compartir de nuevo con todos tu opinión.
Lo cierto es que el final(sin desvelar nada a nadie)de alguna manera viene a enlazar a todas las mujeres de la película,es bonito esto,no lo había pensado.
La verdad que la película está tratada con una sensibilidad extrema,al igual que "Cosas que.." que sigue siendo mi favorita de Rodrigo García.
Una de las lecturas que se pueden extraer de las diferentes historias,es justamentente ésa,que el tiempo pasa y la vida es fúgaz y a veces más frágil de lo que pensamos,el tiempo que no damos a los que queremos,a los que echamos en falta,es tiempo que se pierde,que no vuelve más.
Annette Benning está magistral:es la personificación de la culpa y el arrepentimiento.Otra que está enorme es Naomi Watts,que es la personificación del desapego emocional,más por no poder que por no querer.
Ahora que lo mencionas,no había pensado en el futuro,pero sí,es posible que Lucy sepa compensar todo que Karen ha ido dejando por el camino.
Ah!y ahora que la has visto,sigues pensando que hay una velada crítica contra el aborto o como a mí,ni se te ha pasado por la cabeza al ver la película??
bsos

Bruja Truca dijo...

Pues en cuanto a lo del aborto, no he encontrado nada de opiniones a favor ni en contra, simplemente ni se menciona el tema. Lo que me he dado cuenta es que los de la Cope son cada vez más tontos (ya lo siento si hay alguien que la escuche o que trabaje alli, pero es que quieren sacar propaganda idealista de cualquier sitio) Y por esa regla de tres, tampoco la pelicula defiende el ideal de familia que tienen ellos, cuando Karen entrega a su hija en adopción o la vida que lleva Elisabeth de seguir adelante con el embarazo de su hija sin la ayuda del padre.
Bss

troyana dijo...

Bruja,
es que una cosa es la película y la intención del autor,que creo no se posiciona en este sentido,y otra la interpretación y en algunos casos,manipulación que se intente hacer en base a la película.
De hecho, Rodrigo García se vale de personajes femeninos que en muchas ocasiones se alejan de los cánones más tradicionales,por ejemplo,en "Cosas que..." hay una pareja formada por dos mujeres(¿recuerdas?)y en "Madres e hijas" como bien dices,Elisabeth decide seguir adelante con su embarazo sin necesidad de implicar al padre biológico.
bss

Noemí Pastor dijo...

Es que soy vaga. Por eso, se me ocurren cosas y las lanzo a ver si las hacen otras. También me pasa que las historias de madres e hijas me impresionan mucho.

troyana dijo...

Noemí,
esperaba que entraras un pco al trapo del debate que nos llevamos Bruja Truca y yo en torno al prototipo de mujeres protagonistas de las pelis de Rodrigo García.
A mí también me impresionan mucho las historias de madres e hijas,Almodovar desde luego,sobre esto tiene una dilatada filmografía.
¿por qué no empiezas tú la comparación de esta peli con "Tacones lejanos"?;)

LU dijo...

Siempre me genera curiosidad este director, aunque reconozco que algunos de sus trabajos no me han llenado del todo. Creo que parte de excelentes planteamientos, con buenas elecciones de actores, pero falla algo, no acaba de redondear lo que pretende transmitir. El mundo emocional y los personales corales son sus más valiosas cartas de presentación.

La fragilidad de la fortaleza, la posibilidad de reiniciar una vida rota..

En mi opinión, buen inicio que poco a poco va perdiendo fuerza y dando paso a un final exagerado. Brillantes interpretaciones de las protagonistas.

Sin duda, mi favorita sigue siendo: Cosas que diría con solo mirarla.

Noemí, para refrescar mi memoria tuve la oportunidad de ver hace casi dos años en el teatro Romea de Barcelona Sonata de otoño, dirigida por José Carlos Plaza e interpretada por Marisa Paredes y una soberbia Nuria Gallardo. Madre e hija, confesiones desgarradoras, rabia contenida, diálogos estremecedores y un dolor que penetra hasta la médula. Bergman era un maestro desgranando los odios más ancestrales.

Biquiños

troyana dijo...

LU,
admirada me dejas con este último apunte sobre Bergman,me alegra que alguien sea capaz de hacer frente al desafío de Noemí de entrar a comparar a Rodrigo García con Bergman o Almodovar.

Por cierto,que esta tarde he visto "Queridísima mama" y me he quedado atónita con el personaje de la madre,mala-malísima,un demonio de madre para su hija.

En cuanto a "Madres e hijas",partiendo de las magníficas interpretaciones,a mí el final a modo de nexo entre las diferentes historias sí que me gusta,aunque de haber dirigido yo,créeme le hubiera dado otro final muy distinto a Elisabeth.

Esa idea de resurgir de las cenizas,de partir de cero y reiniciar una vida rota,parece ser una constante en la filmografía de R.García.

En una cosa sí coincidimos,mi favorita sin duda,sigue siendo: "Cosas que diría con sólo mirarla".
biquiños y dulce vuelta al día a día sin síndrome post-vacacional;)

Antígona dijo...

Pues igual esta misma noche veo "Cosas que diría con sólo mirarla", que anda en un pack de pelis que me dejó un amigo y a la que todavía no había prestado atención.

De alguna forma me pasa como a Marga, que el tema madres e hijas me atrae poco. ¿Será porque me llevo fatal con la mía? Yo creo que sí :) Y es que mira que son complicadas por lo general las relaciones padres-hijos, y no sé si aún más la madre-hija, en la que los elementos de identificación y rebeldía contra o rechazo de identificación suelen estar tan presentes.

Pero si me gusta la de "Cosas ..." igual le doy una oportunidad.

Por cierto, que estuve ayer en el preestreno de "Amador" y bueno... solamente que su único problema es que Fernando León se puso el listón muy alto con "Los lunes al sol". A ver si en breve le dedicáis un post.

Besos!

troyana dijo...

Antígona,
la especialidad e Rodrigo García en el cine es la mujer,muchos tipos de mujer,diferentes estatus,diferentes generaciones...da igual que sea en norteamerica,siempre hay un perfil,una emoción,un tipo de relación con el que es posible identificarse..
Para mí,su obra cumbre,sigue siendo "Cosas que..." no descarto dedicarle un post y puede que desde aquí.
El tema madres-hijas nos toca a todas,para bien o para mal, harto complejas son estas relaciones pero lo cierto es que la figura de la madre es muy influyente en la personalidad y también en la vida de las hijas,incluso cuando esa figura troncal se convierte en tu anti-ejemplo a seguir.De algún modo,sigue siendo también tu guía.
R.García nos muestra lo poderoso e influyente de ese vínculo,incluso cuando la figura materna está ausente.Me parece una reflexión honda y hermosa,tratada con extrema inteligencia y sensibilidad.
Ya me contarás.
En cuanto a Fernando León,sigue siendo un director referente para mí en el cine español.No he visto "Amador" todavía pero he seguido su filmografía y a mí de entrada ya me tiene ganada por su compromiso social con los que subsisten con dificultad en un sistema capitalista atroz y deshumanizado,donde cada vez hay más invisibles ante los que parecemos inmunizados.
Besos

jordicine dijo...

A ver ahora. No puedo comentar. Decía que las interpretaciones son magníficas. La película me ha gustado, pero me ha parecido un tanto lejana. Hay demasiadad casualidades, como la final. A pesar de ello, me lo he pasado muy bien viéndola. Un saludo.

troyana dijo...

Jordi,
las interpretaciones son de altura.
En cuanto a las casualidades,imagino te refieres a que todas las vidas al final de un modo u otro están conectadas,a Rodrigo García le gusta crear este tipo de conexiones,las he visto en todas sus películas.
Me alegra que hayas disfrutado viéndola,si no has visto "Cosas que diría con sólo mirarla" o "9 Vidas",del mismo autor,ambas recomendables,especialmente la primera,en mi opinión.
Saludos!

Jorgee dijo...

Me encantó esta entrada... es muy buena película, nunca he visto el cine de García, hasta esta película... pero espero ver sus pasadas peliculas...

Y si, Bening está espectacular... siguiéndole una Watts manífica y una Washington que sorprende!

Saludos!

troyana dijo...

Jorge,
he pasado por tu blog y he visto que te ha gustado mucho la película,especialmente Bening.Me atrevo a recomendarte las anteriores de Rodrigo García y una vez las veas,me comentas.Te dejo enlace donde aparecen cada una de las entradas que le dediqué a sus anteriores películas:

http://historias-troyanas.blogspot.com/2010/10/rodrigo-garcia.html

Saludos!

Teléfila dijo...

Hola chicas!

Imperdonable que hace mucho que no me pase por aquí, pero con las vacaciones y todo... Pero enseguida me pongo al día.

Que sepáis que ya he visto "Madres e Hijas" y que me ha gustado aunque es un filme bastante lento pero es que Rodrígo García escribe tan bien... que cuenta lo que cuenta como realmente debe.

Creo que tanto Annette Benning como Naomi Watts hacen dos interpretaciones memorables y que la historia da que pensar y, por supuesto, toca la fibra sensible. Además, siempre es genial ver a Samuel L. Jackson, Amy Brenneman y Jimmy Smits.

Me gustó, sí, pero me sigo quedando con "Cosas que Diría con Solo Mirarla" como la mejor de sus tres películas.

Un saludo!

TRoyaNa dijo...

Teléfila,
disculpa lo tarde que te vengo a contestar.
A mí me encanta Rodrigo García en general y "Madres e hijas" en particular.
Aún con todo,mi favorita en el ranking sigue siendo "Cosas que..." o sea que coincidimos.
Un saludo!